jueves, 5 de septiembre de 2013

7 momentos seriéfilos de la temporada 2012/2013

La pasada temporada nos ha dejado varios momentos memorables en la televisión, así que a las puertas de la nueva, os dejo aquí mis cinco momentos preferidos de la temporada 2012/2013. Habrá habido mejores momentos, momentos más épicos, pero oye, para gustos los colores. Supongo que dais por hecho que esto está lleno de spoliers:



1. Game of Thrones


Me voy primero con la boda roja. Supongo que todos la habréis visto y os parecería tan épico como a mí. Yo soy de las que no ha leído los libros, e iba sin spoliear, así que cuando están en el salón de los Frey y la música lúgubre comienza a sonar, yo me empecé a oler algo raro, aunque nunca que fuera tan gordo como lo que fue.

Robb Stark se me ha ido y dolió, porque aunque yo soy fan de los Lannister, Robb molaba, y encima era bueno para las hormonas. Y Lady Stark ¡Ay mi Lady Stark! Ilusa yo que pensé que al final viviría, y que la tomarían como prisionera o algo por el estilo. Pues no, se muere, y mucho, y yo ahí me quedé mirado los créditos como si fuera tonta intentando asimilar lo que acababa de pasar. Fue traumático, muy traumático.

2. The Office



Tras nueve temporadas, este año The Office se ha despedido de nuestras televisiones, y yo lloro mucho. ¡Les voy a echar tanto de menos! Esta temporada ha sido genial, pero no tengo duda de quedarme con el final. La boda de Dwight y Angela (mis bebes lo que me han hecho sufrir, madre mía), la vuelta de Kelly (the business bitch) y Ryan, Pam y Jim felices, y ¡La vuelta de Michael freaking Scott! En serio, el momento en el que aparece y lo primero que dice es That’s what she said! Fue lo mejor del planeta tierra.
Una canción final con lagrimillas incluidas por mi parte (más que lagrimillas un berrinche), y mis chicos de Scranton se despiden para siempre.

3. New Girl 


Nick y Jess son muy bonitos. Y yo como buena fangirl que soy he disfrutado mucho esta temporada. Empezó bastante floja y sin dar muchas esperanzas de alcanzar el nivel de su primera temporada, y al final, para mí la ha superado con creces. Pero el momento clave, es el final de Cooler. Después de que por True American Nick y Jess acaben teniendo que besarse (inserte aquí risa de oy oy oy oy de señora cotilla) al final él acaba diciendo que esa no es la manera adecuada de hacerlo, dejando perpleja a Jess. Al final del capítulo, ya es por la noche y se van a despedir, y cuando se da la vuelta, Nick la coge y bueno, pues que son muy bonitos y mi corazoncito de shipper es muy feliz. 

4. Homeland



Este es con diferencia el momento que más me ha constado escoger. Y es que Homeland en esta última temporada ha tenido muchísimos momentos increíbles. Al final me quedo con este, la escena final de ``New Car Smell´´que nos da paso al impresionante Q&A. Carrie estaba enamorada, enamoradísima (y lo sigue estando) de Brody, y la agencia se entera de ello. Así que ella pierde los nervios completamente y decide desenmascarar todo lo que ha hecho. De esta manera aparece
Carrie con todo el equipo en la habitación de hotel donde está Brody y le arrestan. A mi parecer es uno de los momentos más duros de la serie. Ella está totalmente rota por dentro. Y cuando él le recrimina un: I liked you, Carrie ella no puede ser más sincera, y totalmente tajante le dice I loved you.
Y yo no sé, a mi me pareció un punto de inflexión, tanto en la trama de la serie, como en la relación de ellos dos, como en el personaje de Carrie. 

5. Bones

Bones fue mi primera serie. Fue la serie por la que veo series. Y Booth y Brennan siempre serán la mejor OTP del planeta.Después de ocho años esperando  (bueno, yo empecé a verla en la quita temporada) una racionalísima Temperance Brennan le pide a Booth que se case con ella. Y podemos ver en su cara el miedo a que la rechace, a que se vuelva a quedar sola. Porque Brennan siempre ha sido muy fuerte, y a la vez muy frágil, como el cristal (hasta una metáfora que os he hecho). Y aunque al final se tuerza todo, yo sé que se arreglará. Y este momento ha sido muy muy muy muy muy perfecto. 


6. American Horror Story



The Name Game me ha cambiado la vida. Tal cual. Desde el primer día que la escuche hasta ahora, yo creo que la canto casi todos los días, he hecho rimas con todos los nombres posibles, y como no me sé hasta el baile. Lo sé, esto fatal. Pero es que en medio de toda esa oscuridad y ambiente lúgubre, cuando te da pena Judy y a la vez te alegras por lo hija puta que ha sido, te meten esa genialidad ahí en medio, y hasta queda bien (Ryan Murphy, te odio tanto). Así que ver con esa melena a Judy, a mi Lana Banana sonreír aunque sea un ratito, y a Kit bailando, merece la pena, y mucho.

7. Castle 


Este ha sido el año de las bodas en las serie. Booth y Brennan, Dwight y Angela, Will y Emma, y Castle y Beckett no se podían quedar atrás. Yo que soy adivina predije el final de esta temporada de Castle (en serio, haz click aquí y fíjate en la fecha del tweet), y aunque no es lo mejor que podrían haber hecho, todo el hype que se me quedó cuando acabé mereció la pena.
Así que Richard Castle le pide matrimonio a Beckett, cuando ella está en un punto en el que no sabe que hacer, y con una gran cara de WTF? Por parte de ella, acaba la temporada.
Si es que esta gente son malas personas y nos dejan así en los hiatus. ¡Ais!. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario