domingo, 8 de septiembre de 2013

El llanero solitario (2013)


El llanero solitario, película de 2013 protagonizada por Johnny Deep y Armie Hammer, que llegó a nuestros cines hace apenas un mes (crítica sin spoliers):
Nunca me han gustado las películas del Oeste. Y os preguntaréis que hago viendo esta. Yo y mi suerte ganamos unas entradas para el preestreno en Kinepolis, y ya sabéis lo que dicen, a caballo regalado no le mires el diente.


John Reid, es un muchacho guapetón que vuelve a su pueblo para ser el juez después de haber estudiado derecho. En el camino, unos bandidos atacan un vagón para liberar a uno de los suyos, y allí se encuentra con el indio Toro (que en la versión original se llama Tonto, y no me extraña que le hayan cambiado el nombre, porque si no íbamos a estar mofándonos de que el hombre se llama Tonto el resto de la película).
Cuando el muchacho llega a la ciudad, parte con la gente del pueblo a por los bandidos, les atacan, y mueren todos, incluido John. Pero Toro está ahí para resucitarle, dios sabe cómo. A partir de aquí pues les pasan muchas aventuras, y oye, pues ya si eso veis la película.
El film es un intento de reinventar el western de manera comercial. Y es que la película está hecha exclusivamente para vender. Encontramos a Johnny Deep interpretando a una variante de Jack Sparrow (que a ver, Sparrow es lo más mejor, pero solo Sparrow). Y no pueden negarlo, ¡Por Dios! Lleva hasta el mismo pañuelo rojo, y la interpretación y los movimientos soin prácticamente iguales. Luego está un rubio, alto, guapo y fuerte para tener contentos a todo el mundo. Helena Bonham Carter aparece en lo que se puede decir, tres escenas contadas. Pero oye, que no falte en todos los carteles promocionales como atractivo de la película. Y por último está la discreta Ruth Wilson, y ¡Ay! No sé, es que a mi esta mujer no me gusta ni un poquito.
Las dos horas y media de película se hacen eternas. Se podrían reducir a dos (o incluso a una y media) y nadie iba a echar en falta nada. Y la escena final dura casi tanto como el resto de la película. Trenes, y tiros, y más trenes, y más tiros, y saltos imposibles… ¿He dicho ya trenes?, es que no, esto no es lo mío.
Pues eso, si buscar entretenimiento, o ver a un actor guapo, o echas de menos a Jack Sparrow, o no sé, te da por ahí, esta película te hará pasar el rato. Eso sí, si lo que buscas es cine, cine de verdad, ni te molestes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario