lunes, 23 de septiembre de 2013

Emmys 2013: Horteras VS mmm.. No Horteras.

Vuelvo a repetir imagen porque yo sigo enfadada
Pues oye mira, aquí hay una excusa fácil para hablar de los vestido de la gala ¿No?. Y la verdad es que vinieron cargaditos, por todos lados.



LAS PEORES VESTIDAS DE LA ALFOMBRA ROJA


De derecha a izquierda: Lena Dunham, Julie Bowen, Connie Britton.

Las cosas como son, Julie Bowen (y mira que me gusta esta mujer) al lado de estas dos parece una princesa con ese vestido, pero luego ves otros, y no. El color no esta mal, el recogido correcto, ¡Pero mujer! ¿Qué clase de forma de vestido es ese? Mal, mal, no te dejes engañar otra vez. 
Yo a Connie Britton me la imagino una hora y media antes de los Emmy en plan crisis existencial porque no tenía vestido, así que se dijo, ¡Mira estas cortinas viejas y lúgubres que abandonadas que están! Y se las plantó. Porque yo no se encuentro otra explicación a eso que lleva puesto. 
Y me dejo lo mejor para lo último. No veo Girls ni tengo intención alguna de verla. Es que Lena Dunham me da un repelús, y me cae tan mal, que ¡Ay!... pero no os cofundáis, no está aquí por eso, si no por ese intento de vestido que parece un estampado mixto entre los vestidos de amas de casa de los años sesenta y así algo como japones. Así que no, no iba bien, ni por asomo. 
Y anda que no me dejo gente hortera, si me pongo con todos no acabo hasta mañana, pero hacer una mención especial a Evan Peters y ese look rubio oxigenado/chaqueta de camarero de hotel que me llevaba. (Y Kerry Washington que llevaba puesto por dios)

MEJORES VESTIDAS DE LA ALFOMBRA ROJA

De derecha a izquierda, Taylor Schilling, Cobie Smulders, Sarah Paulson
Taylor Schilling iba preciosa. El vestido tiene un corte adecuado, en blanco queda perfecto, combinado con un zapato que destaca lo que tiene que destacar, y con el pelo precioso. Y ya está, fina, simple y sin recargar. Así si. 
Cobie Smulders yo creo que se puede poner cualquier cosa y que le quede bien. Ya me diréis, no lleva nada especial. Un vestido de corte de palabra de honor que le queda como un guante, unos complementos disimulados, y su preciosa cara. Y no le hace falta llevar flores, ni cortinas, ni nada por el estilo.
Y mi Sarah Paulson. No me imaginaba para nada que fuera a aparecer así, pero ahí va ella con un vestido impresionante rojo, IM-PRE-SIO-NAN-TE. Y ya está, y me da igual lo que digan todos. Iba perfecta, iba preciosa, y ya. 
Decir que Emilia Clarke también iba bastante bien, Y Elisabeth Moss más de lo mismo. 

BONUS

De derecha a izquierda: Vera Farmiga, Claire Danes y Emily Deschanel
Yo sé que ninguna de las tres llevaba el mejor vestido, pero merecen que hable de ellas. 
El vestido de Claire Danes me da un sentimiento de amor/odio. Porque el vestido es precioso. Y ella está preciosa. Y la parte de atrás del vestido es más bonita todavía. Pero luego hay algo que no sé, no me termina de convencer. 
Y con Vera Farmiga me pasa lo mismo. Está preciosa (aunque sabes, esta mujer se pone lo que la de la gana y siempre va más fabulosa que ninguna) Es bonito y raro a la vez, mira no sé. 
Y luego está mi Emily. Y su vestido no me gusta, no. No es el peor, pero vamos que podría llevar otra cosa. Pero aun así está increiblemente guapa. Y eso. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario