miércoles, 18 de septiembre de 2013

New Girl 3x01 ''All in''


¡Por fin los roomfriends están de vuelta! Y parece que llegan con bastante fuerza (Y si, naturalmente, spoliers en el resto de la entrada)


Tenía muchísimas ganas del regreso de New Girl. Porque mi amor a las hermanas Deschanel es infinito, estoy enamorada de Nick Miller, y estos muchachos hacen que muera de risa. 
Dejamos la temporada con Nick y Jess huyendo en un coche y Schmidt en medio de una encrucijada, teniendo que elegir entre Cece o Elizabeth (y si hay que ponerse de un lado me quedo con Elizabeth, porque me gusta un montón, y esa muchacha salía en Studio 60 y quiero que siga saliendo). 
Que me voy del tema (como de costumbre). Comenzamos con Nick y Jess en el coche, diciendo que están ''All in'' en su relación, así que después de ver que con Winston y Schmidt no pueden hacer nada, deciden fugarse en el coche, y acaban en México. Y allí no se les ocurre otra cosa que colarse en un resort de esos pijísimos (¡Qué decir! Que Nick y Jess son preciosos, y les shippeo tanto que me muero y pues que mientras pasa todo esto yo fangirleo como si no hubiera mañana)
Y cuando les van a echar, porque se dan cuenta de que están ahí por la cara, mi querido Nick Miller se mete en el agua de la playa y grita: ¡Estoy en aguas internacionales! ¡No me podéis detener! Y claro, a mi así me ganan.
Por otro lado Schmidt y Winston se han quedado en el loft. El primero está desesperado porque al igual que está enamorado de Cece, lo está de Elisabeth. Y el segundo comienza a hacer un puzzle, y parece que no es lo mejor que se le da en el mundo, ni con lo que mejor actúa. La trama de Winston siempre está muy planteada y es divertida (el momento, ¿Hola? ¿Soy daltónico? Muchacho, y si ves tus zapatos verdes marrones, ¿De qué color te ves a ti mismo?) 
La parte de Schmidt es la que me da más miedo. No sé, lo de los triángulos amorosos es difícil de llevar, y no quiero que acaben montando un dramón extremo y largísimo. Habrá que tener fe en los guionistas, pero también la pueden fastidiar hasta el fondo.
Jess vuelve a México a por Nick, esta vez con sus otros dos compañeros, y él está decidido a quedarse allí, e irse solo con Jess. Tiene miedo de volver al loft por si todo y ella le dice, que mientras se despierte con él no importan donde estén (oy oy oy oy oy en serio, me muero de fangirleo, ¡Qué preciosos que son los dos!)
Y vuelven a la ciudad, dejándonos un buen comienzo de temporada, y un buen pie a lo que podrá venir. 
Me ha gustado, me ha gustado muchísimo, y la verdad tengo bastantes esperanzas en esta nueva temporada, a ver si mantienen este nivel. 
Ya tengo ganas del próximo, que saldrá Angela Kinsey y ¡Ais! va a ser muy genial. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario