miércoles, 4 de septiembre de 2013

The Master (2012)


Para estrenarme por aquí voy a empezar con la crítica de la fabulosa The Master, película de 2012 de Paul Tomas Anderson, protagonizada por Joaquin Phoenix, Philip Seymour Hoffman y Amy Adams.


La verdad es que empecé a ver esta película porque sale Amy Adams, que es una de mis actrices preferidas, por no decir la que más me gusta. 
Nos presentan a Freddie (Phoenix), un soldado, que tras el fin de la segunda guerra mundial y con grandes problemas psicológicos intenta reintegrarse en la sociedad. Tras varios altibajos en su vida, acaba completamente borracho en el yate de Lancaster Dodd (Seymour Hoffman), que es creador y líder de un movimiento llamado La Causa, en la que vemos ciertos paralelismos con la conocida cienciología. Allí encuentra a Dodd con su mujer Peggy (Adams) y a toda su familia y seguidores.
A partir de este momento, nos muestran como con juegos mentales y engaños, La Causa va reclutando y manipulando cada vez más gente.
La película es una confusión total. Tras las dos horas y media no queda nada en claro. Tal vez el director quiera crear ese aire de incredibilidad y desconcierto que siente el protagonista.
Aun así, poco a poco te vas dando cuenta de que no es oro todo lo que reluce, que Peggy influye más en el movimiento de lo que todos creen, y que esa pura y hermosa relación que hay entre los miembros no es tan
idílica como la pintan.
Las actuaciones son un caso aparte. Tanto que los tres protagonistas se ganaron su nominación al Oscar. Philip Seymour Hoffman siempre me ha dado un poco de repelus. No sé, tal vez sean los papeles que interpreta, o que parece que está descolorido, pero oye, si eso es lo que consigue, que viendo esta película le cojas asquito, ahí está su merito.
Phoenix está increíble. Te crees de verdad que está comido por dentro por beber tanto potingue y que está para allá. Solo con su movimiento ladeado de cabeza constante o como mueve la boca durante toda la película te mete en el papel. Podría haberse llevado el premio a casa perfectamente, pero bueno…
Y luego está la fantabulosa Amy Adams. Yo no puedo ser imparcial con esta mujer, porque me gusta demasiado. Después de ver la película tengo serias dudas de si se debería haber llevado el Oscar. Anne Hathaway en sus veinte minutos en Los Miserables hace que se te pongan los pelos de punta, pero Adams, en sus poquísimas escenas en la película (nunca hay suficiente Amy Adams en una película), está increíble. Bueno, tengo la esperanza que si la vuelven a nominar gane. A la quinta va a la vencida.
En resumen. Una película lenta y de argumento un tanto confuso, con un gran reparto y una buena escenografía, de esas que después de verlas te hacen pensar un largo rato.

Recomendada no, recomendadísima. Eso sí, cógela con ganas. 

2 comentarios:

  1. Habra que verla, eso si, no leí el articulo entero porque tenia miedo de leer un spooiler, ten cuidado con eso, en no poner nada importante de la peli...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por comentar, eso lo primero.
      No, no hay spoliers, si no lo hubiera avisado. Vamos, nada que te vaya a fastidiar la película. :)

      Eliminar