domingo, 22 de diciembre de 2013

10 momentos seriéfilos del 2013 (+1)

Se acaba el 2013 (¡Por fin!) y con él se va un año seriéfilo de lo más movidito. Y como todos amamos las listas, sean de lo que sean (¡Vivan las listas!) aquí está la mía recopilando los momentos (buenos y malos) de tv del año. Y así, todos mezclados, porque yo lo valgo.


-         Tina Fey y Amy Poehler estuvieron tan grandes en los Globos de Oro que se han ganado presentar las dos próximas galas, y yo no podía estar más contenta. Aunque no veo ninguna de sus series (no me peguéis ¿vale?, quiero verlas en verano) soy muy  muy muy fan de las dos. Y tengo muchas ganas de verlas este año en la gala (y si, a ellas, porque las nominaciones en general wtf?) Así que el 12 de Enero las tendremos otra vez en las pantallas, y seguro que se ganan un millón de puestos más en las mejores cosas del año que viene.


-          El final de The Office no sé si ponerlo entre lo mejor o lo peor. Me explico. Lo peor porque la serie a acabado y yo sigo llorando en una esquina. ¡Es que les echo de menos! Lo mejor porque el capítulo final fue redondo. Una forma de hacerte reir y llorar durante 40 minutos seguidos. Y eso, que yo quiero que vuelvan, porque son muy bonitos y eran los mejores. 


-         El NO Emmy de Sarah Paulson. Si yo sigo indignada con esto. En la gala de los Emmy el sentido común y la diversión brillaron por su ausencia. Pero a mí la espinita se me quedó clavada con esto. Yo me voy de un universo en el que Sarah Paulson no gana premios por interpretar a Lana Banana.



-         Orange is the New Black, Bates Motel y Orphan Black como mis series debutantes preferidas. No se puede decir que estas tres tengan muchas cosas en común, pero me han encantado todas. Me quedo con mis reclusas preferidas, con mi amor por Norma Bates y con Alison Hendrix y su pistola de pegamento caliente.

-          La segunda temporada de OUAT (yo salvo el 2x02 y el 2x05) como lo peor del año. En serio, ha sido insufrible. Bendita Lana Parrilla y su poder para hacerme seguir viendo este muerto de serie.

-          The Name Game aka lo mejor que existe en el planeta. Adios.
                         

                                                    
                                         
-          Nick y Jess, y lo bonitos que son los dos. ¡Qué segunda mitad de temporada se han marcado este año! En serio, ha sido redondo. Con cosas como Quick Hardening Caulk (yo lloré de la risa, y lo digo todo) y la relación tan bien llevada entre Jess y Nick, se llevan todos mis aplausos.



-         Unique en Glee. VETE YA GRACIAS. (por favor, en serio, si ya Glee está siendo horrible, con este es peor)

-         Coven. COVEN, COVEN, COVEN. No llega a la genialidad de Asylum pero me está encantado. ¡Qué retorcimiento y que cosas! Sangre, rituales,  Jessica Lange de motherfucker suprema, sassy girls, y mucho, mucho, muchísimo más. Ya me estoy mordiendo las uñas para ver que más nos depara el 8 de Enero.


   (+1) El final de Homeland. Bah. Sigo llorando.

(Sé que en todas las listas del universo está el final de Breaking Bad, pero es que la empecé hace menos de una semana (2x03 ya, BITCH!) y cuando la termine ya os hablaré por aquí de ella)


No hay comentarios:

Publicar un comentario