viernes, 20 de diciembre de 2013

Homeland, Homeland, Homeland...



... ¿Como lo llevas amiga? Están siendo muy duros contigo, lo sé.
Después de los 12 capítulos de la tercera temporada de Homeland, que no han dejado indiferente a nadie, aquí estamos otra vez, de parón.



Durante estos días he leído muchos artículos y entradas de blog sobre ''The Star'' y la temporada en sí. Y el 80% de ellas no han sido muy favorables que podamos decir.
Los guionistas se han atrevido y lo han hecho. Y sí, no hace falta que explique que han hecho. Y lo han hecho (me estoy repitiendo bastante) sin remordimientos, sin encubrirlo, sin hacerlo bonito. Así, crudo, puro y duro. Brody a muerto, y después de cinco días yo sigo con el shock encima.

Algunos dicen que se podrían haber ahorrado todo este preámbulo de temporada y haberle matado en el primero capítulo, ¡O en la temporada anterior!. A veces sois tan extremos que me dais miedo, de verdad.
A mi no me ha decepcionado tanto esta temporada. En serio. No ha sido en Homeland que conocíamos, no ha sido como esa maravillosa primera temporada y esa (a mi parecer) más maravillosa segunda temporada, pero tampoco ha sido como para decir que es de lo peor del año. (Claro, si es que cuando acabas viendo cosas como Glee o OUAT el sentido de lo malo lo tienes muy bajo y todo casi parece mejor).

Aun con giros de guión un poco cuestionables, personajes metidos con calzador con historias sin terminar de desarrollar, y lloros y más lloros de Claire Danes (que conste que yo no pienso que haya sobreactuado esta temporada y sigo pensando que Claire Danes es increíble) la temporada ha sido más que aceptable. Y los últimos tres capítulos han estado muy bien. Tan bien que en el penúltimo parecía que la serie volvía a coger su nuevo cauce. Y no, yo no pensé que le fueran a matar. He incluso cuando le estaban poniendo la soga al cuello yo seguía negando que le fueran a matar. Porque no podían matarle. Porque tenía que ir con Carrie y su nuevo bebé y vivir juntos para siempre y huir de la CIA. Porque ya con Brody morado y con Carrie gritándole desesperada yo seguía sin poder creer que iba a morir. Pero ha muerto. Y yo creo que se han metido ellos solos en un agujero negro del que no van a poder salir.

Con un cierre de temporada que parecía más un cierre definitivo (la escena de la estrella me hace emocionalmente inestable y no lo he superado todavía) tendremos que esperar a Septiembre para ver que pasa con Carrie, y su bebé (¿Soy la única que piensa que de aquí podrían haber sacado mucho y no han sabido llevarlo bien?) ¿Se irá a Turquía? ¿Y Saul? (Saul, que sepas que te he cogido tirria) ¿Y Quinn? (¡Qué no está enamorado de Carrie ni nada por el estilo!) ¿Y la CIA?...

Homeland deja muchos cabos sueltos y también parece que deja muchos seguidores por el camino. Yo no voy a renunciar a ella, tampoco lo veo así, pero tendremos que esperar a ver que se les ocurre y por donde encaminan la serie. Están ese punto de inflexión en el que o todo se va a pique, o vuelven a tomar la dirección correcta. Pero Homeland ya no será Homeland.
Siempre nos quedará la casa del lago de Carrie y ese maravilloso ''The Weekend''.

(Si, habréis visto el nuevo diseño. ¡Y lo que me ha costado! Si encontráis por ahí cosas que estén mal, las intentaré ir arreglando con el tiempo, pero es que ni idea que tengo yo de esto la verdad. Toda ayuda en bien recibida amigos.)

(Si hay fotos descolocadas en otras entradas y cosas por el estilo, es que no soy capaz de ponerlas bien, así que pido perdón. Soy un desastre, lo sé)


No hay comentarios:

Publicar un comentario