jueves, 23 de enero de 2014

Mindscape (2014)



Con el estreno de la semana pasada de “Un lobo en Wall Street” y a las puertas de la que viene de la nominadísima “American Hustle” y “Al encuentro de Mr. Banks” la producción hispano-estadounidense “Mindscape” se abre paso en la cartelera mañana día 24 de enero de la mano de Jorge Dorado (nominado en la presente edición de los Goya a la categoría de “Mejor director novel”).


La película, encabezada por Mark Strong (Stardust, Sherlock Holmes) (¡Es Septimus de Stardust pero si pelo y mola!) Taissa Farmiga (American Horror Story, En tierras altas, Middleton) (¿Yo? ¿Obsesionada con las hermanas Farmiga? ¡Qué va hombre, qué va!) y Brian Cox (Troya, El caso Bourne) nos sumerge en un thriller psicológico más interesante y profundo de lo me esperaba.

Una empresa llamada Mindscape cuenta con empleados que son capaces de navegar en recuerdos ajenos. John es contratado para dirigir el caso de Anna, una adolescente problemática y un tanto diferente con la que tendrá que tratar. Anna y sus recuerdos hacen que John empiece a caminar por su pasado, encontrando cosas sorprendentes y desconcertantes. 

La trama merece la pena. En serio. Después de salir de la película, mis amigos y yo estuvimos un buen rato discutiendo algunos puntos, porque cada uno había entendido una cosa. Hay que estar atento, eso sí.
Y hasta aquí puedo leer. No os voy a contar más, porque merece la pena ir sin spoilear. Yo no había visto siquiera el tráiler y acabé gratamente sorprendida.

Después de la película asistí a un coloquio sobre ella con el director Jorge Dorado y uno de los actores, Alberto Ammann (Los dos majísimos, por cierto) (Si, voy a coloquios porque mi universidad mola más que la vuestra y hay preestrenos y van directores y YEAH BITCH!).

En el aspecto más técnico, la mayoría del equipo del largometraje es español, exceptuando los actores y algún caso puntual más. Con todos los prejuicios que solemos tener sobre el cine español (¡Eh! Y yo soy la primera) hay que decir que esta producción es increíble. Efectos visuales geniales, simbologías y una calidad excelente. Con sus cuatro millones de presupuesto, no tiene nada que envidiar a las superproducciones de presupuestos casi ilimitados.

Así que id a verla, merece la pena. No esperéis que la película os cambie la vida, porque tampoco, pero pasaréis un buen rato y pensaréis sobre la película otro buen rato también.

Para mí, se lleva un 8/10.





Estreno el 24 de enero en cines.

No hay comentarios:

Publicar un comentario