sábado, 5 de julio de 2014

Doctor Who: El masterpost. ¡Ha nacido una Whovian!


Hace un mes y algo sabía bien poco de Doctor Who. Que era una serie que llevaba emitiéndose desde los tiempos mozos de mi abuela en la BBC, que había un señor al que llamaban Doctor que podía cambiar de cara. Que Barty Crouch Jr. lo había interpretado por un tiempo y ahora lo era un chico jovencito sin cejas (gracias Tumblr) y que tenía una máquina del tiempo que era una cabina azul llamada Tardis. 
Y así en un pronto me dio por ponerme a verla y después de terminarla ayer, quien me iba a decir a mi, que yo de extraterrestres y  naves espaciales y esas cosas bien poco iba a acabar obsesionadísima. Mucho, mucho. 
Así que he decidido dedicarle una buena entrada en mi blog abandonado, ¡Porque hay tantísimas cosas que comentar! Allá vamos. (naturalmente, si no has visto la serie, no continúes leyendo, mejor, ponte a verla ya mismo, Run!)


PRIMERA TEMPORADA


El piloto de Doctor Who es una de las cosas más cutres que he visto en mucho tiempo. Seguro que si lo veo ahora me parece de lo más entrañable, pero así de primera impresión, cutre, MUY CUTRE.
Nos presentan a Rose, una chica bastante sosa con un novio por el estilo que conoce a un hombre orejudo (Eccleston, te quiero, pero esas orejas) que la salva de unos maniquís de plástico asesinos que son manejados por una gran masa de plástico con ojos que se esconde en el alcantarillado de Londres. Naturalmente, después de ver ese capítulo, me planteé continuar. Pero bueno, puse el segundo, y la cosa parecía igual de cutre, la chica me seguía pareciendo una sosa y me seguía son convencer el Doctor. Entonces llegó un momento en el que dijeron eso de: " Let us mourn her with a traditional ballad..." empezó a sonar Toxic y me compró. Después llegaron los bichos de Raxacoricofallapatorius (No lo he googleado, a ese punto he llegado) que tenían cremalleras en la frente, aliens que parecían fantasmas, y yo la verdad me lo pasaba genial con los extraterrestres cutres. 
Pero fue The Empty Child lo que terminó por convencerme. Y le fui cogiendo cariño a los personajes y me fue enganchando, y al final acabé fascinada con toda la trama de Bad Wolf. 
Eccleston me pareció maravilloso como Doctor (ojalá una temporada más con él), y con buen sabor de boca empecé la segunda. 

SEGUNDA TEMPORADA


Tennant, Tennant, Tennant... tardó poco en robarme el corazón. Después del especial de navidad, empezó a lo grande con New Earth (Debo decir que uno de mis capítulos favoritos) y más que los capítulos me enganchó él. ¡Qué señor! 
Debo decir que claro, yo y mi mente de adolescente de 15 años fangirl que shippea hasta las piedras disfrutó esta temporada y el Ten/Rose como un bebé. Y se marcaron capítulos bastante interesantes, las cosas como son. The Girl in the Fireplace, el capítulo doble sobre los Cybermens e incluso Love and Monsters (he leído muchas opiniones divididas sobre el tema) me encantaron. 
Luego llegó Army of Ghost, Doomsday, y bueno. Yo que soy de esas de: Bah, si yo no lloro con las películas, por favor, acabé abrazada a un cojín con el berrinche del siglo. ¿Pero qué clase de monstruo escribe una cosa tan bonita y horrible a la vez? No lo tengo superado todavía, la escena de la playa. ¡La escena de la playa! Ay.

TERCERA TEMPORADA


¿Quién fue el listo que se le ocurrió enseñarnos a Donna antes de a Martha y luego no dejarla? ¿QUIÉN? Porque claro, después del shock de que Rose (me acabó gustando mucho más de lo que yo pensaba que me gustaba) se vaya así, meten a la maravillosa Catherine Tate y luego así, de buenas a primeras aparece Martha. ¡Ay amiga! Martha Jones, al final acabaste molando mucho, pero vaya petardeo que fuiste. Y no podemos olvidar a tu madre y sus cejas. O casi mejor dicho unas cejas que llevaban una madre pegada. Una temporada un poco condicionada por el miedo del Doctah de perder a otra compañera, y por su influencia en la vida de las personas, casi me convence con The Shakespeare Code (-"Esto es un poco como Harry Potter ¿no?"- -"Espérate a leer el séptimo, yo lloré"- ¡Qué grande eso!) pero luego llegaron capítulos como Daleks in Manhattan y la cosa se me hizo pesadísima. 
Pero Blink, Blink es una pequeña obra de arte hecha capítulo de Doctor Who. Y después, desde Utopía (Es que claro, vuelve Jack y pues la cosa tiene que ser guay), toda la trama de The Master me pareció sublime.
Dejamos de una vez a Martha (La verdad es que pobre chiquilla la que lían) y después del especial de navidad, (ALLONS-Y ALONSO! Encontró a su Alonso), me aventuré en la cuarta temporada.

CUARTA TEMPORADA


¡Te quiero tanto Catherine Tate! Mi temporada favorita hasta la fecha, comienza de manera sublime, con un capítulo Partners in Crime, donde reaparece Donna y nos muestra un el tono de humor que va a llevar esa temporada. Genial, genial, genial. Por no hablar de ese momento en el que aparece Rose así de buenas a primeras y a mi casi me algo. (Si, fangirl de Rose, mi vida es triste, lo sé). La temporada empezó bastante bien, volvió a aparecer Martha (bah), vimos a la "hija" del Doctor (btw, esa es la mujer de Tennant, woah, woah, me chocó un montón), luego llegó el capítulo de Agatha Christie, que la trama era un poco cutre pero era Agatha Christie y me encantó, y desde ese momento, cada capítulo de la temporada me pareció sublime. El capítulo doble sobre la biblioteca (River Song, luego hablaré de ti), el capítulo "embotellado" por llamarlo de alguna manera (Raffaella Carra en Doctor Who, suficiente en la vida), y esos tres capítulos maravillosos con Rose, y Donna, y Jackie y Jack y bueno, que aquello parecía sacado de fanfiction.
¡Qué final más injusto para Donna! ¡Qué final más injusto para el Doctor respecto a la trama de Rose! ¡Qué capítulos más geniales y tristes a la vez. Otra vez acabé llorando como una magdalena. Ay. Los disfruté como una enana la verdad.
En los últimos cinco especiales de Tennant, bueno... Los dos primeros (el de el desierto y en el que se encuentra con otro "doctor") me parecieron bastante mediocres. Pero The Waters of Mars a parte de necesario en la transición de Ten, me gustó muchísimo.
Sobre The End of Time mejor no hablemos mucho que me pongo triste. Un poco sacado de la manga eso de que el Doctor vaya visitando uno a uno a todos sus acompañantes para despedirse, pero me pareció tan bonito. Ahora, RTD, tú y yo tenemos que hablar. No solo tenemos que ver otra vez a Donna sin que recuerde al Doctor, si no que tiene que ir a ver a Rose antes de conocerla y sus últimas palabras tienen que ser "I don't wanna go''. Eso es de ser cruel, que lo sepas.
Ten, eres mi Doctor. 


QUINTA TEMPORADA


Meh. Igual que la cuarta fue mi temporada favorita, puedo decir sin problemas que esta es la que menos me ha gustado. Moffat se hace con la serie, y cambiamos de Doctor, de acompañante, de Tardis, de Destornillados sónico, de títulos de entrada, Bueno, ¿Algo más?.
He estado leyendo por ahí y veo mucha gente Pro-Moffat y mucha gente anti-Moffat, y normal, porque la verdad es que la serie cambia drásticamente.
La falta de conexión con las temporadas anteriores me parece el mayor problema que tiene esta temporada. Así, de buenas a primeras el Doctor parece que se olvida de todo y solo se preocupa de hacer el tonto por ahí (que me gusta mucho Eleven, pero a ver, falta conexión). 
No me gusta Amy. No me termina de convencer. (Eso si, Karen Gillan, ¡DAME TU PELO! Es una orden) Y Rory, bueno, a Rory le cogí mucho amor, pobre mío, lo mal que lo trata Amy al principio.
Vuelve a aparecer River, y definitivamente es mi parte favorita de todo lo que Moffat ha creado.
Pero en general, falta profundidad en la serie, tanto en las tramas como en los personajes. Se salva el capítulo de Van Gogh, que me pareció una preciosidad.
Vamos a ver, Rory se pasa 2000 años (que se dice pronto) esperando a esta mujer fuera de una caja, pero luego se comporta como si nada. Vamos, que en 2000 años el muchacho no ha cambiado nada, como si no hubieran pasado, ya sabes. Y poco más que añadir. Intentan suplir fallos de guión con efectos especiales más chulos, y yo mira, prefiero los maniquís cutres y que esté bien escrito.

SEXTA TEMPORADA


La temporada empezó de forma más que prometedora, y me enganchó rápidamente. ¡Vaya manera de enlazar toda una temporada! Y vaya capítulos nos regaló. The Doctor's Wife fue una maravilla con todas las letras. (Amy y su: -Doctor, la Tardis encarnada en una mujer, ¿Has estado pensando muy fuerte?) Let's Kill Hitler me encantó. Rory con Hitler y todo el plot-twist de River, jujuju. (¡Bendita River! Lo que me pude reír con ella en el capítulo). El capítulo del Hotel, The Girl who Waited, capitulazos todos. Pero entonces llegó la solución de todo ese embrollo que habían montado y a mi se me cayó la temporada entera. Venga si, que un punto fijo en el tiempo y la leche lo cambiamos porque hay una maquina de hombres chiquititos de se hacen pasar por el Doctor. BITCH PLEASE. Así no se hacen las cosas.
Otra igual. Se supone que si te ves con tu otro yo del futuro/pasado se crea una paradoja temporal enorme y hasta se puede acabar el universo. Pero oye, vamos a reencontrarnos unos con otros como quien no quiere la cosa, y no va a pasar nada, digamos que wibbly wobbly timey wimey y arreglado.

SÉPTIMA TEMPORADA


Voy a pasar a la despedida de los Pond ya que me estoy enrollando como las persianas. Para mi, sale a relucir otra vez la falta de profundidad de los guiones. Se van Amy y Rory que han estamos más de dos temporadas en la serie, y bueno, dejando que Rory desaparece así de buenas a primeras sin más, a mi el intento de escena dramática de Amy no me sirvió. Da pena, si, bastante, pero no me termina de convencer.
Entonces llega Clara, la impossible girl, y es un soplo de aire fresco para la serie. ¡Cómo me gusta! Puede que sus capítulos no estén siendo los mejores, pero como personaje me gusta muchísimo.
Mejor hablemos de esos tres últimos capítulos, que tienen que decir, si.
The Name of the Doctor me gustó, me gustó mucho. Tal vez un poco lúgubre, pero la verdad es que lo disfruté bastante. (¿Ese es el final de River? ¡Decidme que ese no es el final! No, me niego).
  
No podía vivir sin poner
su cara al vez la nueva Tardis
Después llegó The Day of the Doctor y pues ASDFGHL y más ASDFGHJK y más. Si yo me emocione la vida viéndolo no me quiero imaginar los que lleváis aquí tanto tiempo lo que tuvisteis que disfrutarlo. Volver a ver a Ten, y verle interactuar con Eleven fue grandioso. Me encantó que volviera Billie Piper y me pareció bien la forma en la que volvió, la verdad. La trama de Rose, por mucho que me duela, está cerrada como está y no hay ninguna necesidad de abrirla. Eso si, Moffat, mala persona, poner a Billie y a Tennant en el mismo plano y que él no sepa que está ahí. Cruel. Y mejor no hablemos de que las últimas palabras de Ten vuelven a ser: "I don't wanna go". Duele.

Millones de detalles y guiños que me encantaron, y aunque me falto Eccleston (por lo que he visto por ahí el que no quiso volver fue él, pues  vaya...) me encantó.
Y The Time of the Doctor. Pues no, así no se hacen las cosas. Quitando los 10 primeros minutos de capítulo, que me parecieron geniales (Vamos a hablar de Matt Smith calvo y de Clara metiéndose con sus cejas) lo demás fue todo un despropósito. Y vaya final cogido con pinzas para despedir a Matt Smith.
Así que se hace viejo, y luego los Times Lord, así de primeras le regalan sus regeneraciones porque oye, why not? entonces vuelve a convertirse en joven para poder despedirse de Amy en una escena gratuita y ya se transforma. Pero a ver ¿Eso que es?. Bueno...

Decir que aunque ha salido tres segundos, Capaldi me gusta muchísimo como Doctor, y no sé, tengo la sensación de que lo va a hacer genial. Esta vez he sido lista y he visto la serie para no tener que aguantar en hiatus entero, así que el 23 de Agosto, más y mejor. Me llevo una nueva obsesión, amor infinito por David Tennant, y a Billie Piper a la bolsa de las girl-crush.
Si has llegado hasta aquí leyendo, enhorabuena, viva tu paciencia.







2 comentarios:

  1. Me lo he leído entero y me ha encantado, no se hace para nada largo y haces una crítica bastante buena por temporada. También he leído ya la crítica de la temporada ocho, que también me ha gustado mucho. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Acabo de ver tu comentario! (Si señor, un mes tarde) y no te imaginas la ilusión que me ha hecho que alguien se paré a comentar.
      Me alegro mucho de que te haya gustado la crítica, un poco de maruja, pero no lo puedo evitar.
      ¡Un saludo!

      Eliminar