sábado, 3 de enero de 2015

Good God Lemon!



Ayer acabé “30 Rock” y hoy es el día depresión post-serie. Creo que esta va a ser una de las entradas más difíciles y largas que voy a escribir en este blog, porque lo único que me apetece es llenar esto con una lista infinita de gifs de Liz Lemon haciendo el tonto.


Sabía que 30 Rock me iba a gustar. Me llamaba la atención su temática, sabía que Tina Fey era la mar de graciosa y gustándome tanto “The Office” y “Parks and Recreation” pues estaba todo hecho. Pero sabiendo que en 2006 la NBC echó para atrás “Studio 60” por esta serie me daba rabia.

Pero bueno, decidí empezarla, ¡Y menos mal! ¡Qué maravilla! ¡Qué maravilla!
No sé muy bien como estructurar la crítica, así que creo que voy a empezar a dividirla por personajes, porque por temporadas va a ser demasiado largo y lioso.

Frank, Luth, Toofer, Cerie, la mujer holandesa y el resto de guionistas que hacían bulto y les pagaban por ello:


No hay ningún personaje que no me guste, de verdad, todos tienen algo que les hace geniales, pero estos, a mi parecer, son los personajes con menos relevancia de la serie. Aun así, ha dejado momentos muy divertidos, y entre ellos se creó una dinámica que merecía la pena, pero oye, su importancia dentro de la serie moderada, como tiene que ser.

Pete:


El pobre Pete pasaba de tener una trama divertida en un episodio a estar tres haciendo bulto por detrás casi literalmente, pero bueno, ahí estaba el hombre. Me daba más ternura, pobrecillo, no podía estar más amargado.

Grizz y Dotcom:


Grizz y Dotcom eran lo más. ¡Lo que me he reído con ellos! Con esa pinta de matones/guardaespaldas, poco a poco han ido destruyendo el cliché y han tenido momentos fantásticos. De verdad, soy muy fan.

Kenneth:


Con Kenneth al principio me pasó como con Tom de Parks and Rec, se me hacía taaaan pesado. Pero poco a poco, temporada a temporada, le he ido cogiendo cariño. Ni de lejos es el que más me gusta, e incluso al final a veces era un poco cargante, pero todo ese misterio que le rodeaba, (¿Pero cuántos años tiene este pobre hombre?), y lo inocente que era el pobre mío me acabaron ganando.

Tracy:


Tracy al principio era lo peor (por cierto, lo que engordó este hombre a lo largo de la serie, señor), pero poco a poco sus historias eran más divertidas y aunque parezca extraño me acabó pareciendo de lo más entrañable.
Según he leído por ahí, prácticamente interpreta una parodia de si mismo, pero oye, ahí que está. Alguno de los momentos más épicos de la serie corren por su cuenta.

Jack:


Aquí ya empieza lo bueno. La primera imagen memorable que tengo de Jack es de él sujetando una taza de la NBC en cada mano y siendo incapaz de decir tres frases seguidas frente a una cámara. ¡Ay lo que me he reído yo con este señor! No me puedo imaginar a otra persona mejor que Alec Baldwin para interpretarle, de verdad, una maravilla.

Jenna:


Jenna es lo más. En las primeras temporadas a veces prescindían de ella en algunos capítulos, pero poco a poco ha ido cobrando más y más protagonismo que hasta me atrevo a decir que su mejor temporada es la última. ¡Suelta cada perla aquí la amiga!
Uno de los personajes que más juego ha dado durante toda la serie, con sus ganas imparables de cantar (que por cierto, la mujer canta genial, yo no sé como la quieren vetar tanto) y de mirarse al espejo, a mi me acabó enamorando.
(Quiero destacar su escena final en la serie como la escena final más redonda de todos los personajes)

Liz Lemon: 

Y dejo para el final la Crème de la crème. Mi Liz Lemon. A partir de ahora yo me dedicaría a poner vídeos y gifs de momentos geniales, pero creo que si hago eso rompo el blog.
De verdad, es que me ha enamorado. Ha ascendido a mi top 3 de personajes de TV de todos los tiempos. La quiero tanto. Y es TAN maravillosa. (Por favor, que se casa vestida de princesa Leia) 
Han creado un personaje, que se ha convertido en un arquetipo para los personajes femeninos dentro de la comedia. Me atrevería a decir que muchas de las series de comedia de las que podemos disfrutar ahora protagonizadas por mujeres en parte tienen una influencia de Lemon. (Si, Leslie Knope y Mindy Lahiri, tenéis mucho que agradecerle a Liz)
De verdad, como suelen decir, una imagen vale más que mil palabras:










(Perdón por la cantidad innecesaria de gifs, sorry not sorry) 
(Esta se va a convertir en una de las reviews más largas que he escrito, madre mía)

Una de las cosas que más me gusta de la serie es la manera de construir relaciones que tiene. Quiero destacar tres:

-          Naturalmente, tengo que empezar por la relación Liz/Jack. Me encanta como los guionistas la han ido forjando a lo largo de las temporadas y me encantó como en uno de los capítulos finales dejan claro porque entre ellos dos nunca ha pasado nada romántico. Jack dice algo así como: Lo nuestro es demasiado especial como para que sólo hubieras sido una novia (más o menos, ¿vale? No me acuerdo exactamente), y creo que con eso queda explicado todo.

-          Jenna y Tracy empiezan odiándose. Y después de que Oprah/Pam les reconcilie, empiezan a crear una relación entre los dos en la que la dinámica entre ambos personajes es una de las mejores cosas de la serie. ¡Qué momentos nos han regalado!

-          Y por último, no puedo dejar de hablar de Liz y Criss (sin /h/ y con dos /s/). No quería que dejaran a Liz sola, porque se merecía encontrar a alguien, pero viéndome ya en la 6º temporada, me parecía muy forzado que así de buenas a primeras fueran a meter un novio estable a Liz.
Aun así, me encanta la manera en la que introducen el personaje. El primer capítulo de la sexta temporada, cuando vemos a Liz tan radiante y al final vemos que se encuentra con Criss en el cine (que bonito, por cierto), me encanta, porque deja ver lo feliz que es ella, que en ese momento en lo importante. A mí personalmente el novio me era indiferente, yo lo que quería es que ella fuera feliz. Y es maravilloso. (Por cierto, el detalle de que Jack le dé a Criss una tarjeta de “aprobación” el día de la boda fue genial)

Por último, pero no menos importante, no puedo dejar de hablar de dos cosas. Primero, lo maravillosos que son los dos capítulos en directo que hicieron, y dos ¡LOS CAMEOS!

Este gif era necesario, y ya está.
La serie con los mejores cameos de la historia, de verdad. Robert DeNiro, Tom Hanks, Paul McCartney, Julianne Moore (aquí el fangirleo fue muy grande), Oprah, Aaron Sorkin (este cameo fue enorme, con broma de Studio 60 incluida), Amy Poehler (bitches!), Jon Hamm, Matt Damon… y muchísimos más, pero una locura, de verdad.

Una serie con la capacidad de reírse de ella misma, de reirse de la NBC (que bueno, se lo merecen) y hacer tantas referencias a la cultura televisiva por capítulo que no eres capaz de coger todas. 

Y hasta aquí puedo leer. Me llevo una serie maravillosa, un amor incondicional por Tina Fey (pero una cosa mala ¿eh? Peor que con Amy Poehler) y algunas de las mejores frases ever.

Hasta siempre 30 Rock.

(Y aquí una de las mejores escenas de la serie, de nada)


No hay comentarios:

Publicar un comentario