jueves, 24 de septiembre de 2015

Scream Queens no es un guilty pleasure.

(artículo SIN spoilers)


Scream Queens no es un guilty pleasure. O por lo menos no un guilty pleasure de la vieja escuela.

Un guilty pleasure (debería dejar de repetir esta palabra) es por ejemplo ‘How to get Away with murder’, una serie que se presenta como un drama, se cree ella misma un drama y hace giros de guión y personajes mamarrachos que yo me tomo a broma y disfruto y ellos se toman muy a pecho. Pero Scream Queens no es eso. La serie se presentó como una “comedia de terror” y de ese punto de partida es exactamente lo que te esperas.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Emmys 2015: Crónica de una aburrida gala



Yo nunca aprendo. No sé como puedo seguir quedándome a ver los Emmy después de todo este tiempo. Al fin y al cabo no sé, los Globos de Oro se hacen amenos y siempre hay premios bizarros y divertidos. Los Oscars son todo glamour y uno no se los puede perder. En los Tony cantan y son todos felices. ¿Pero los Emmy? Los f*cking Emmys siempre son injustos y las galas aburridísimas.

Con todo esto, ayer como cada año (y como seguirá siendo los siguientes) ahí estaba yo a las dos de la mañana, twitter en mano y gala sintonizada.

lunes, 14 de septiembre de 2015

¿Por qué deberías estar viendo Younger?

(Entrada SIN spoilers)

Seguro que no sabes lo que es “Younger”. Mano en el corazón, yo hasta hace tres o cuatro días tampoco lo sabía. Pongámonos en situación. 


Estoy pasando por una etapa muy musical de Broadway en mi vida. Así que me puse a indagar un poco en quien era Sutton Foster y después de tres deliciosas horas viendo vídeos en youtube de sus espectáculos de Broadway me enamoré. Después llegó el proceso lógico de investigar y tachán, allí estaba “Younger”. 

domingo, 6 de septiembre de 2015

El villano carismático

(Artículo SIN spoilers)

¡chan, chan, chan, chan chanchan, chan chanchan!


Yo vivo por y para los villanos carismáticos, es un hecho. Tu dame una historia que tenga un mínimo de coherencia y un buen antagonista y ya me has comprado.

Desde que somos pequeños nos bombardean con productos audiovisuales en los que los arquetipos del héroe y el villano está completamente definidos. Te enseñan la línea que separa el bien y el mal, que te tiene que gustar la Sirenita y no Úrsula y sus maravillosos tentáculos cantando por una cueva y debes desear que Cruella De Vil no se salga con la suya y termine haciéndose su abrigo de pieles.