jueves, 24 de septiembre de 2015

Scream Queens no es un guilty pleasure.

(artículo SIN spoilers)


Scream Queens no es un guilty pleasure. O por lo menos no un guilty pleasure de la vieja escuela.

Un guilty pleasure (debería dejar de repetir esta palabra) es por ejemplo ‘How to get Away with murder’, una serie que se presenta como un drama, se cree ella misma un drama y hace giros de guión y personajes mamarrachos que yo me tomo a broma y disfruto y ellos se toman muy a pecho. Pero Scream Queens no es eso. La serie se presentó como una “comedia de terror” y de ese punto de partida es exactamente lo que te esperas.

Es bizarra, mamarracha, loca y ridícula, pero es lo que busca y no tiene intención de esconderlo. La nueva serie de Ryan Murphy va con la verdad por delante y te dice exactamente lo que vas a ver. Chichés exagerados, momentos que rozan lo absurdo y son fabulosos y planos de gritos y más gritos editados muy cutres.

Está claro que no es una serie para todo el mundo. ¿Pero por qué no dejarte llevar 40 minutos a la semana y sumergirte en un mundo ridículo?
El piloto me gustó bastante (esa última escena final es desternillante) pero el segundo capítulo lo supera con creces. Una parodia constante de las películas de instituto de principios del 2000 y las películas de terror malas, malas. Juega con los grupos de instituto, los personajes caricaturizados y referencias pop a cada momento. Se jacta de lo ridícula que puede llegar a ser nuestra sociedad de hoy en día (esa escena de Chanel #2, el móvil, Twitter y el demonio rojo no tiene desperdicio) y se ríe del género.



Así que no, no nos confundamos, Scream Queens no es buena, pero no es buena aposta. Todos hemos visto como Ryan Murphy en los momentos altos de American Horror Story es capaz de hilar fino y crear suspense e incluso terror (Esas escenas de Lana Winters y Bloody Face, esas escenas)
Destacar el término “comedia de terror”. A estas alturas y después de todo lo que hemos visto, miedo no da ninguno, aunque la estética la conserva un poco (esos planos angulosos a lo AHS), pero comedia lo llena con creces y no comedia involuntaria, comedia buscada con puntazos que han hecho que me muera de risa (el “Shandell, why do you gotta knife through your throat? ha sido demasiado)

Por último quiero destacar el casting. Me duele admitirlo pero Murphy sabe exactamente lo que necesitaba. A Emma Roberts le va el papel como anillo al dedo. Las muchachas que quieren entrar a la hermandad son perfectas (No sé con cual me he podido reír más, si con la sorda fan de Taylor Swift o la loca que era bloggera de velas) y se llevo con él a Lea Michele para crear un personaje que sabe que va a clavar (a mi me ha enamorado pero yo soy muy putifan de Lea Michele, así que no cuenta)
Así que si, la recomiendo, ¡Qué narices! Una comedia divertida y fácil que ver, ¿Qué más se puede pedir? 


PD: Podemos hablar de que la hija de Carrie Fisher es una de las Chanel’s y casi siempre lleva unas orejeras por Leia. 

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo! No paro de leer comentarios negativos acerca de lo absurda que es, que está llena de clichés y estereotipos... ¡pero es que eso es lo que busca! Incluso los creadores dijeron que su función era reírse de esos estereotipos a conciencia, no sé de qué se extraña ahora la gente. Tengo que reconocer que el primer capítulo por momentos me pareció un poco tedioso, especialmente su primera mitad: todo muy absurdo y muy magnificado, pero no llegaba a reírme... pero la escena de Ariana Grande y del jardín me obligaron a ver el segundo (el momento jardín, con todas gritando y la sorda cantando Taylor Swift es brillante). El segundo lo he visto más calmado, menos exagerado y con esas pullitas que lanzan mucho más ácidas, más pensadas, y eso le ha dado muchos puntos. Y si faltaba alguna razón para decidir seguirla, esa ha sido Denise... ¡qué personaje!

    ResponderEliminar
  2. Creo que lo has dicho todo. Tienen momentazos y en el segundo capítulo empieza a coger su propia voz. (Aunque bueno del primero lo de la sorda cantando es demasiado)
    Y Denise, ¡Enorme!
    Muchas gracias por comentar :')

    ResponderEliminar