jueves, 1 de octubre de 2015

Pequeñas joyas perdidas: "Bunheads"

(Artículo SIN spoilers)

Las fotos promocionales de esta serie son  lo peor, btw. 

Hoy en: “Sutton Foster es la nueva dueña de mi vida”, vengo a hablaros de “Bunheads”. Lo sé, si yo de verdad quisiera que alguien leyera mi blog dejaría de hablar de series canceladas e incompletas que no le interesan a nadie, pero esta vez, de verdad, es necesario. 

Esta dramedia (?) llegó de la mano de Amy Sherman-Palladino (la creadora de “Las Chicas Gilmore”) a nuestras pantallas en el verano de 2012 y se despidió injustamente de mala manera a comienzos de 2013. ABC Family decidió renovarla en un primer momento para después cancelarla, dejándonos con una serie de 18 capítulos con un final MUY abierto. 

Pero aun así, yo vengo a vendérosla. Lo que me empujó a verla fue únicamente Sutton Foster, y cuando la terminé, casi sin darme cuenta, le había cogido un cariño a la serie tremendo. Pero ahora en serio, aunque los finales inconclusos son lo peor que hay en el mundo, deberías animarte y darle una oportunidad. 

He aquí unas cuantas razones:


1. Sutton Foster es todo lo que buscas en una estrella. Es graciosa, simpática y tiene más talento que todos los lectores de este blog (que no es que sean muchos, pero bueno) juntos. De verdad, me tiene enamorada. En “Bunheads” interpreta a Michelle, una bailarina con una carrera estancada que se muda a un pequeño pueblo de la costa. (por cierto, que se me olvidaba, la serie se centra en una academia pequeña de ballet, pero que eso no te eche para atrás) 
Foster crea un personaje complejo lleno de carisma que te atrapa rápidamente, y encima de vez en cuando se marca alguna canción. De verdad, no tiene desperdicio

2. No quiero indagar más en el argumento de la serie porque el plot twist que me marcan en el primer capítulo a mi me dejó loca y es mejor no saber por dónde van a ir los tiros. De verdad, dale una oportunidad al primer capítulo hasta el final, ya verás cómo no puedes dejarla ahí y pasas al segundo. 

3. Es un gusto poder decir que es una de las pocas series que he visto que tiene adolescentes bien escritos y que no son repelentes. Cuatro muchachas llevan un peso muy importante en la serie, son aguantables y tienen tramas interesantes. Adolescentes que no son odiables, tienes que admitir que es una buena razón. 

4. Todos los personajes principales son femeninos. TODOS. Mujeres de todas las edades y de todas las clases, da gusto. La diversidad en la serie tampoco es que sea una barbaridad (que estamos hablando de la ABC Family, a ver) pero “Bunheads” es una serie llena de personajes femeninos complejos y opuestos que son el centro de la historia y no un simple apoyo. 

5. La serie tiene momentos desternillantes y momentos melancólicos, y de alguna manera, siempre consigue encontrar el  punto medio entre ambos extremos. También, aunque yo personalmente nunca he visto a las Gilmore, "Bunheads" es una serie para nostálgicos. Una gran parte del reparto repite en las dos series. 

6. Tiene muchas referencias pop y un diálogo ágil y divertido, pero no imposible de seguir. (Ágil y rápido, pero no como "The Newsroom" en la que una no puede levantar los ojos de los subtítulos ni un segundo)



Al final, el mayor problema que se encontró la serie frente a la audiencia es que quería abarcar dos sectores de edad. Por un lado tenían las tramas de Michelle y su suegra, con problemas mucho más adultos y por otro las de las adolescentes, con la intención de atrapar al público juvenil. Aunque muchas veces estas tramas convergían en una misma historia, no fue suficiente para la audiencia, y la serie de despidió con números más bajos de lo normal para ser la ABC Family. 

Y no hay mucho más que decir. Ojalá en esta fiebre de salvaciones de series por las plataformas digitales alguna acogiera “Bunheads” bajo su ala y le dieran un final cerrado, porque qué dolor dejar las cosas a medias. Pero aun así, en serio, dale una oportunidad, no te va a decepcionar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario